Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

SILVERDAWN KIDS FROM HOME (L@s chic@s Alba Plata desde casa)

SILVERDAWN KIDS FROM HOME (L@s chic@s Alba Plata desde casa)
Pincha en la imagen y entrarás en el SITE

sábado, 21 de noviembre de 2020

DÍA DE LOS DERECHOS DE LA INFANCIA

 Me encanta este día que celebrarnos anualmente, por los derechos de l@s niñ@s.

Sin embargo, este año iba a ser especial... Sin tiempo, sin el motor que nos invita a vivir día a día... Por eso, a pesar de haberlo trabajado en clase durante un par de semanas, y sobre todo en esta última, no hemos hecho nada físico sobre este día tan especial.


Pero no podíamos dejar de hacer algo con los niños y las niñas de 4 años y a última hora, aprovechando el día soleado, salimos al patio a cantar y a bailar por los derechos de la infancia.




No hay comentarios:

Publicar un comentario