Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

miércoles, 18 de abril de 2018

INVITAMOS PARA LA ASAMBLEA

Vamos a tener nuestra asamblea el próximo jueves, toca invitar a los cursos que van a venir a vernos, 1º A y 2º B. Y a todos los cursos de Infantil.
A nuestro grupo les tocó llevar las invitaciones a 3 años A y B y a 2º B.
Ahí están Sandra, Cristina y Guadalupe con lo que les entregamos

También tendremos que invitar a los hermanos... están en 5 años (Nacho no estaba en clase y no hay foto de Nacho con Martina), en 1º A y 1º B, en 2º B, en 4º A y e 4º B y en 5º... Hay hermanos en casi todos los cursos.
                                Tania con Sara
Marta con Lucía
 Alba con sus hermanos Eric y Cinthia
 César con Héctor
Lucía con Marta
Una vez hechas las invitaciones para las familias, pasamos a invitar a los hermanos... y como fuimos con el tiempo justo, nos tocó ir repartiendo invitaciones por el patio.
                                                                            Alberto con Andrea y Huco con Nacho
Luis con Guillermo, Hugo con Lucía y Diego con Jorge


No hay comentarios:

Publicar un comentario