Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

sábado, 6 de octubre de 2018

YA VAN LLEGANDO COSITAS PARA NUESTRO RINCÓN DEL PROYECTO

 Algunos niños y niñas ya nos han traído alguna cosita para nuestro rincón del proyecto.
La semana que viene irán las familias a ayudarnos a decorar.
Poco a poco, todo va tomando forma
Adrián nos ha traído un folleto donde hay astronautas y también están los de la Guerra de las Galaxias.
César nos ha traído su astronauta de playmobil
 Irene ha hecho dos dibujos de la Tierra y el Universo y los ha plastificado
Tania trajo un libro sobre el universo
  
Sergio trajo un CD. A ver si podemos pasarlo a un pen-drive para verlo en clase
Álvaro se había adelantado a todos, trajo un "planeta" de plastilina antes de la votación del proyecto

No hay comentarios:

Publicar un comentario