Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

lunes, 27 de noviembre de 2017

PRODUCTO FINAL DEL PROYECTO EL MIEDO: NOS RELAJAMOS CONTRA EL MIEDO

Irene y Chencho, los papás de Jorge han sido los que nos han ayudado para hacer nuestro producto final contra el miedo... Aprender a relajarnos y a respirar para que el miedo sea más llevadero, porque todo el mundo tenemos miedo a algo, incluso los mayores.
Para esta sesión utilizamos el gimnasio, pues necesitábamos un espacio amplio para estar juntos los 50 niños y niñas de 4 años, y estuvimos muy agradecidos a Juanjo, el maestro de EF y papá de Lucas de 4 años B, que nos dejó utilizar el gimnasio o aula de EF.
Tuvimos la actividad el día 24 de noviembre, después del recreo.
Todos estábamos muy contentos, pues nunca habíamos ido al gimnasio.
Irene y Chencho nos enseñaron diferentes formas de respirar para que las utilicemos cuando tengamos miedo.
Primero nos mostraron un bote de la calma, en el que vimos cómo la purpurina de colores que caía en el bote nos hacía sentirnos bien.
Más tarde nos dieron un palito de algodón de esos de los oídos, que olía muy bien y estuvimos oliéndolo y tomando el aire y expulsándolo despacito.
Luego nos tumbamos boca arriba y nos pusieron un barquito a cada uno en la barriga. Teníamos que respirar con la barriga y hacer que el barquito se moviera.
También cogíamos aire estando de pie y lo expulsábamos a la vez que movíamos las manos.
Por último nos tumbamos en el suelo y nos acurrucamos como si estuviéramos muy agustito en nuestra camita, para estar relajados.
Si algún día tenemos miedo, papis y mamis que veis el blog, repasad esta entrada, seguro que nos tranquilizamos rápidamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario