Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

martes, 20 de junio de 2017

ELECCIONES

Aunque nosotros a nivel aula ya habíamos votado para elegir el último proyecto, el de las abejas, esta vez ha sido un acto mucho más solemne.
Hemos elegido qué proyecto documental integrado trabajaremos todo el alumnado del colegio durante el próximo curso.
Desde el grupo de maestros y maestras de la Biblioteca nos ofrecieron 4 opciones: Salud, Gastronomía, Fantasía y Sociedad 2.0. Sólo se podía marcar una de ellas pues si hacíamos dos, el voto sería nulo. En infantil, como no sabemos leer las papeletas tenían además unos dibujos que representaban la opción.
La mesa electoral
Primero en clase rellenamos la papeleta, cada uno lo que quiso y más le gustaba. Luego fuimos a la Biblioteca del colegio donde estaba la urna y la mesa electoral, formada por representantes del alumnado de 5º y allí nos identificamos y votamos. Fue muy emocionante. Y toda una experiencia.
Papis y mamis, no penséis que os lo van a decir. El voto es secreto. Y hasta septiembre no tendremos los resultados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario