Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

jueves, 14 de noviembre de 2013

PREMIOS DE HALLOWEEN

En Halloween se celebró el tradicional concurso de calabazas. Hubo calabazas muy bonitas y muy bien decoradas.
Nuestro compañero Yoel trajo una calabaza preciosa que ha sido merecedora del segundo premio. Como no vinieron la tarde de la Silver Dawn Fleadh hoy ha recogido Carmen, su mamá, el premio que ha patrocinado la AMPA, aunque a Yoel le ha dado un poco de vergüenza posar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario