Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

jueves, 27 de febrero de 2014

ALEXANDER CALDER

Siguiendo la trayectoria del ARTE en nuestro colegio, esta semana ha tocado la escultura, y hemos visto expuesto por los pasillos la obra de Alexander Calder, un escultor estadounidense del siglo XX, que primero estudió ingeniería mecánica, para posteriormente, aplicar esos conocimientos a la escultura. Llevó el movimiento a la escultura abstracta, y también realizó diseños de joyas.
A los niños y niñas de la clase de tres años B les ha gustado mucho, y les ha llamado mucho la atención los móviles que han fabricado sus compañeros de 2º de Primaria.

También les ha gustado e impresionado las formas realizadas en la clase de Art con Emma, y que representan triángulos y pentágonos en volumen y que han colocado en la entrada del cole.
"Parecen diamantes" ha dicho Daniel de la Iglesia

No hay comentarios:

Publicar un comentario