Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

miércoles, 7 de mayo de 2014

DIEZ PATITOS DE GOMA

Otro de los libros que algunos niños de la clase se pidieron para los Reyes Magos y que estamos viendo en clase, era este bonito y colorido cuento de Eric Carle en su versión en español.
Los protagonistas del día son siempre los dueños del libro
Nos explican la portada, nos dicen el nombre del autor, narran la historia, nos muestran las ilustraciones...
Este libro lo tenemos en la biblioteca del colegio tanto en español como en inglés, y ya lo habíamos leído el pasado mes de octubre... pero daba igual... cada vez que lo leemos sacamos nuevas conclusiones, y tenemos nuevas experiencias. 
No se están durmiendo... están tratando de guiñar un ojo, como hace uno de los personajes

ESTE CUENTO GUSTA SIEMPRE, tanto por su interesante historia, basada en un hecho real como por sus maravillosas y coloridas ilustraciones... y por supuesto, con la sorpresa final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario