Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

miércoles, 26 de marzo de 2014

Y AHORA VIENE LA POLICÍA

El miércoles día 26 de marzo vinieron algunos miembros de la Policía Nacional al colegio.

Nos explicaron cuál es el trabajo de la policía, que no consiste sólo en detener a los malos, sino en protegernos a todos.




Nos enseñaron sus coches y sus instrumentos de trabajo…
Y por último nos dieron un coche de policía para colorear, pegatinas y nos sellaron nuestro carnet de policías infantiles.



Chulísimos… ahora ya no sabemos si queremos ser bomberos, policías o artistas cuando seamos mayores, aunque Concha nos ha dicho que artista se puede ser siempre, aunque tengamos otra profesión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario