Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

jueves, 6 de marzo de 2014

EL VII ARTE: EL CINE

Un jueves más hemos salido a investigar por los pasillos de nuestro colegio las demostraciones que han dejado algunos profesores sobre el ARTE.
Esta semana ha tocado descubrir el Séptimo Arte, el CINE.
Hemos aprendido que los inventores de este arte fueron los hermanos Lumiére y las primeras películas no eran como las conocemos hoy ya que eran en blanco y negro y no hablaban.

También en la entrada del cole han puesto una caja negra con un pequeño agujerito y mirando por él hemos podido ver una película muuuuyyyy antigua, muda y en blanco y negro.


1 comentario:

  1. Ay mi niña que casi no llegaba....Con razón ayer salió diciendo que había visto un cine pero que no hablaban y yo le decía porque sería cine mudo y ella no mamá, no hablaban....:-)

    ResponderEliminar