Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

lunes, 17 de marzo de 2014

LA RATITA PRESUMIDA

Hoy Belén nos ha preparado una actividad muy bonita. Hemos tenido la representación en el teatrillo de marionetas del cuento "La ratita presumida".
Belén había preparado las figuritas, muy chulas, coloreadas y plastificadas. Luego nos ha contado la historia de esa ratita que se encuentra una moneda y no sabe qué hacer con ella. Muchos animalitos piden su mano, pero ella los rechaza a todos por diferentes motivos hasta que...
Luego, los niños y niñas han teatralizado el cuento haciendo cada uno de un personaje. Nos lo hemos pasado muy bien y hemos aprendido a formar frases completas.

Primera tanda de actores y actrices. Claudia es la ratita

Segunda tanda. Ahora la ratita es Sofía

Tercera y última tanda de actores y actrices. La ratita es Marina
Terminamos la actividad con un dibujo de, al menos uno de los animalitos del cuento. Bonito ¿verdad?


No hay comentarios:

Publicar un comentario