Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

domingo, 24 de abril de 2016

UN CUENTO DADO

Una actividad propuesta desde la Biblioteca del colegio ha sido la de "Un cuento dado".
Se han preparado tres dados: uno con personajes, otro con lugares y otro con situaciones.
Se trataba de ir tirando los dados y con los resultados obtenidos "inventar un cuento".
Los mayores lo harían por grupos.
En infantil con sus profes en la hora de biblioteca.
Y así lo hicimos. Aunque nos gustó tanto que decidimos "llevarnos prestados" un ratito, los dados a nuestra clase, y seguir allí jugando e inventando.
En el cartoncito decorado que venía en el método, preparado para celebrar el Día del Libro metimos hojas cortadas y fabricamos nuestro libro... En él escribimos y/o ilustramos la historia que habíamos inventado entre todos.
Como no hubo tiempo para terminar el libro en clase, se lo llevaron a casa. Cuando esté terminado lo traerán y ya veremos los resultados. Del colegio se fueron producciones muy vistosas.
Aquí tenéis nuestro "cuento dado"
Primera tirada: Delfín-Isla-Pescadería: INTRODUCCIÓN
"Era una familia de delfines que estaba rodeando una isla.
Había unos pescadores que pescaron al abuelo delfín. Lo pescaron porque era el más viejito y no tenía fuerzas para nadar deprisa.
Lo pescaron y lo llevaron a una pescadería."
-Y... ¿no se muere el delfín? pregunto yo.
- No, no se muere porque le meten en el tanque de agua donde tienen las langostas, contestó Erik. (Como se nota que habíamos ido a la pescadería la semana anterior).
Segunda tirada: Neptuno-Barco hundido- Pez dentro de una pecera: NUDO
"Pues resulta, que en un barco hundido vivía el rey Neptuno. Se enteró de lo que había pasado con la familia de los delfines y utilizando su magia con su tridente se convirtió en un hombre con piernas, sin cola de pez, y se fue a la pescadería donde compró al abuelo delfín y así pudo rescatarle.
Cuando se dirigía al mar, un niño que paseaba por la orilla con una pecera que tenía dentro un pez, lo vio todo y se puso nervioso. La pecera se le cayó dentro del agua y el pececito se fue corriendo a informar a la familia de delfines que Neptuno había salvado al abuelo delfín".
Tercera tirada: Cangrejo Ermitaño, Faro, tarta de cumpleaños: DESENLACE
El pececito que se cayó al mar era amigo de un cangrejo ermitaño y le contó todo lo que había visto. Ese día era el cumpleaños del cangrejo, por lo que invitó a toda la familia de delfines y a Neptuno a su fiesta que se celebraba en el faro. Hubo muchos fuegos artificiales y lo pasaron muy bien.
La familia de delfines se quedó a vivir con Neptuno y así le acompañaban en el barco hundido".
Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario