Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

sábado, 23 de abril de 2016

CELEBRAMOS EL DÍA DEL LIBRO Y A NUESTRO PATRÓN

Aunque San Jorge no ha caído en día de colegio, desde principios de la semana ya se olía en el aire las hogueras... Cada día hablábamos de la Leyenda de San Jorge... y nos hemos preparado un minilibro muy chulo tal y como viene en el blog Actiludis.
Pero además, Juan el profe de 4º de primaria le pasó a Concha un modelo de un muñecote, y ese muñecote hemos hecho, sujetando el libro de San Jorge. 



Dio algún que otro quebradero de cabeza, pero al final... lo conseguimos.

1 comentario: