Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

sábado, 2 de abril de 2016

LA MALETA DE LAS PALABRAS BONITAS

La semana que viene arrancamos con una actividad para todo infantil: "La maleta de las palabras bonitas". Nuestra compañera Sandra nos la recomendó pues la había visto en el blog "Mis cositas de infantil".
Hemos tardado un poco en empezarla, y para que a todos los niños y niñas de cada clase les dé tiempo a llevarla llevaremos dos maletas, dos días a la semana. 
Primero hemos leído en la biblioteca el libro de "La coleccionista de palabras"... que ha todos nos gustó mucho... 
Luna, una niña que vive en un faro desea compartir palabras bonitas a todo el mundo. 
Al día siguiente aparecieron en clase dos maletas con material diverso de manualidades y oficina... Nos preguntábamos por qué estarían junto al libro de "La coleccionista de palabras"... para ello, algunos de los compañeros de clase le escribieron una nota a Luna, porque estábamos seguros de que esas maletas eran suyas.

Por fin, el viernes recibimos carta de Luna... nos ha pedido que le ayudemos a encontrar palabras muy bonitas para que pueda seguir repartiéndolas por todo el mundo.

El próximo martes empezamos.

2 comentarios:

  1. Gracias por participar en la actividad. Estoy segura que con esos niños tan creativos y el entusiamo que su profe pone en todo lo que hace, coleccionaremos palabras preciosas.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti por aportar siempre tantas y tan buenas ideas

    ResponderEliminar