Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

lunes, 27 de abril de 2015

VISITA AL CENTRO DE SALUD

Una actividad que teníamos pendiente desde el segundo trimestre era la visita al centro de salud de la zona, para conocer las profesiones (sanitarios) y conocer nuestro entorno próximo y nuestro barrio.
Camino del centro de salud, y preparándonos para entrar
Por fin, y coincidiendo con la Semana Cultural, hemos podido realizar la visita.
Añadir leyenda
Nuestra clase ha sido la primera de la semana y no sabíamos muy bien cómo nos iba a ir... pero ha sido genial.
En la sala de reuniones
Antes de ir hemos aprendido el nombre de algunos médicos: Si se ocupan de los niños y las niñas son los pediatras, cuando cuidan nuestros dientes, dentistas, y si es nuestros ojos, oculistas. Los médicos que ayudan a tener los bebés son los ginecólogos y los que cuidan de los viejecitos, son los geriatras.
También cuando nos mandan medicinas lo apuntan en una receta.
Hemos comprobado que en un centro de Salud venimos para que nos curen cuando estamos enfermos, y para prevenir enfermedades, para que nos vacunen, o para que las mamás se preparen para tener bebés.
En la consulta de la pediatra
Probando la máquina del oxígeno
Hemos visto muchos aparatos y aprendido palabras nuevas. Y hemos entrado en algunas partes del centro de salud que no habíamos visto nunca.





No hay comentarios:

Publicar un comentario