Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

martes, 28 de abril de 2015

EXPOSICIÓN EN LA BIBLIOTECA

Aprovechando que terminamos el cuenta-cuentos de Tiddalick en la biblioteca, y que además era nuestra hora de estar allí, nos quedamos para ver la exposición
de los trabajos elaborados por los niños y niñas del colegio y sus familias y profesores/as sobre el Proyecto Documental Integrado de Los Continentes.
Nos gustó mucho. Recordamos cosas que habíamos estudiado y aprendimos algunas cosas nuevas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario