Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

lunes, 27 de abril de 2015

COMPARTIENDO GUSANOS DE SEDA

Como sabéis, muchos niños y niñas se han llevado gusanitos de seda para criarlos en sus casas.
Ainslie nos pidió alguno, y Nacho, el secretario del colegio que además da clases de Science en 1º de Primaria también nos pidió.
Como tenemos muchos gusanos, le hemos dado diez para cada uno de los dos grupos de 1º. Nos ha venido bien, porque así los hemos contado, hemos calculado que si ya habíamos puesto 4 en una caja, aún nos faltaban 6 para hacer la decena, y todas esas cosas que hacemos cuando trabajamos los números.
Los encargados de ir a llevar los gusanos han sido Abril, Sofía y Daniel Elviro que tienen hermanas en la clase de 1º B, y aunque en ese momento no estaba Nacho... allí se han quedado.
Chicos, chicas... no olvidéis echarles de comer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario