Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

lunes, 8 de diciembre de 2014

SEGUIMOS ENSAYANDO EL VILLANCICO

Este año tenemos la suerte de tener la versión instrumental del villancico, por eso os pedimos que practiquéis con los niños y niñas. Nos gustaría poder cantar sin la letra de fondo, sólo con música y con lo que canten ellos, por eso, por favor, practicad en casa. Porque la canción se la saben, pero no dicen ni mú, si oyen la letra de fondo.
Villancico sin letra (falta la entrada con guitarra, que cuando la tenga la cambio)
Aquí hablarían Sofía y Marcos de 4 años A
Y Erik de 4 años B.
Aunque es conveniente que se sepan la letra todos ellos.
Empiezan cantando:
Alicia y Liam cada uno por su lado, 
Pablo y Rodrigo, juntos
De nuevo villancico (original de Alba Plata Editions),

Y la letra


No hay comentarios:

Publicar un comentario