Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

viernes, 19 de diciembre de 2014

SANTA'S GROTTO

Hemos escrito a los Reyes Magos, y hemos escrito a Santa... y al final, el viernes, a eso de las 10:30 h recibimos una agradable visita. Santa nos esperaba en su cueva.
Había ido por los cielos, montado en su trineo, y de pronto... paró en nuestro colegio, para que todos los niños pudiéramos dejarle nuestras cartas.
Pasamos poco a poco, en grupos de cuatro
 Y le contamos a Santa nuestros deseos, mientras le entregábamos las cartas que habíamos preparado.
Mientras pasaban nuestros compañeros, esperábamos pacientemente (al menos en lo posible) en el salón de actos... ¿Cuándo nos tocaría?
Algunos tuvimos un poquito de "respeto" ante ese señor de rojo, tan imponente.
Glups... Y  con este grupo hubo un fallo... Concha olvidó  fotografiarlos cuando charlaban con Santa.
Bueno, pero para eso, ponemos dos fotos con Santa
Nosotros le dábamos las cartas, y Santa nos regalaba una piruleta y una moneda de chocolate.... uhmmm... que buena,
Contentos y esperanzados volvimos a la clase... Quedan muy pocos días para la Navidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario