Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

jueves, 30 de marzo de 2017

VAMOS A NUESTRA PRIMERA ASAMBLEA

El 30 de marzo, los niños y niñas de 1º de Primaria hicieron su asamblea. Habían estudiado la cultura de la civilización China. En la School Assembly explicaron a niños y niñas del colegio lo que habían aprendido.
Como Concha había sido maestra de los niños y niñas de 1º B, pidió acudir a esta asamblea, aunque no les tocaba.
Como le dijeron que sí, los niños y niñas de 3 años B también pudieron verla.
Se portaron muy bien en su primera asamblea y escucharon muy atentos. Tanto que alguno ya dijo que quería investigar sobre China.

 Concha se emocionó al ver a sus otros "niños" lo mayores que están y lo que han aprendido

No hay comentarios:

Publicar un comentario