Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

viernes, 10 de marzo de 2017

PROYECTO: SEMANA 4

Pues esta semana estuvo llena de muchas actividades, y a muchos niños y niñas les tocó su exposición:
      5. Investigar sobre dioses y diosas y sobre qué aspectos protegían a la población:
          Les tocó hacerlo a Álvaro y a Tania... y lo hicieron genial.
Álvaro nos contó la historia de Osiris y su familia, y lo hizo de maravilla. ¡Cómo había estudiado! ¡Qué bien se lo sabía! Nos trajo unas coronas con los dioses que a todos los niños y niñas de la clase les encantó. Y además un juego muy divertido para jugar y practicar sobre los dioses.
Tania también trajo una gran maqueta en la que  podíamos ver a los dioses y diosas velando por las cosechas y las personas. ¡Cómo no, Álvaro estuvo con ella durante su exposición!
 
      6. Investigar sobre las pirámides, sarcófagos y momias.
Al día siguiente le tocó a Diego García, que nos trajo una bonita maqueta de una pirámide... pero dentro tenía hasta un sarcófago... dentro tenía un muñequito que fue convertido en momia por su dueño.
 
Ese mismo día Hugo nos explicó qué podía haber en una pirámide por dentro... pero lo que nos trajo nos quedó boquiabiertos... un sarcófago igualito al de Tutankamón con la momia dentro...
 
Esta momia tenía sus órganos y Hugo, convertido en sacerdote de Anubis los fue sacando uno a uno y los introducía en los vasos canopos, que eran cuatro:
Uno para los pulmones, otro para el hígado, otro para el estómago y otro para los intestinos. El corazón no se sacaba y el cerebro se sacaba por la nariz y se tiraba. En el interior del cuerpo se ponía sal y saquitos de paja.
Cuando terminó de embalsamar a la momia hicimos una procesión por toda la clase y llevamos el sarcófago a la pirámide.
Martina también nos trajo una maqueta de una pirámide, y su hermano Nacho vino a ayudarla en la exposición pero creo que no habría hecho falta.
7. Escultura: La investigación se centrará en colosos y esfinges.
El tercer día expusieron Daniela y Luis.
Daniela nos habló de la Esfinge de Gizeh... y se lo supo todo muy bien.
Luis nos trajo una presentación en power point muy entretenida... en la que hablaba él.
También nos trajo un libro hecho con la presentación,
Al final, Sergio y Raúl, de la clase de 5 años B vinieron a enseñaros su pirámide de Playmóvil... ¿¡ué chulada!

No hay comentarios:

Publicar un comentario