Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

sábado, 18 de marzo de 2017

PROYECTO: SEMANA 5

La última semana de exposiciones de nuestro proyecto también fue muy importante.
Paula y Carlos tenían que hablarnos de la pintura y la leyenda de Osiris. Carlos con una presentación muy bonita y que se sabía muy bien.

Paula de forma interactiva... Habían preparado un panel con la representación de las escenas cotidianas y una pieza de cartón supletoria se montaba y se convertía en un pasillo del interior de las pirámides. Con las pinturas de colores en polvo que mezclamos con agua para que fueran líquidas, pintamos las paredes de ese pasillo... Y nos encantó. Posteriormente lo sacamos al pasillo para decorar porque en clase no nos cabía todo.
Adrián y Ana nos hablaron de los templos y de los obeliscos. ¡Qué bien se lo habían aprendido!... El vídeo final es chulísimo.
Y por último, el interesante tema de los jeroglíficos vino de la mano de Martín y Carmen. Nos lo explicaron muy bien, pero además nos dejaron un regalo para toda la clase. El nombre de cada niño en un cartucho para escribir los nombres nos lo dio Carmen. Un juego con letras para escribir nuestro nombre nos lo aportó Martín.
Escribimos en jeroglíficos
 Carmen repartiendo a los niños y niñas su nombre en jeroglíficos

¡Muchas gracias familias! Han sido un trabajo y unas experiencias maravillosos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario