Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

jueves, 18 de junio de 2015

PRODUCTO FINAL DEL PROYECTO "QUERIDOS AUTORES"

Como producto final del proyecto de "Queridos Autores" de este año, en el que hemos tenido como "Querida Autora" a Ana Nebreda, en la clase de 4 años B, hemos realizado una actividad de animación lectora, del libro "Ruido", de Pablo Albo.
Cuando Ana Nebreda estuvo en el cole en una sesión para maestros y familias nos contó una versión de este libro, en la que unos taponcitos de corcho con globos a modo de cabeza nos indicaban un sonido diferente... Un poco de esa idea, cogida de su blog el Biblioabrazo, es lo que hemos hecho.
En clase hemos leído varias veces el libro, que por cierto, nos ha gustado mucho, y hemos hecho una versión con los sonidos que más nos gustaban...
Algunos de estos "ruidos" están en el libro... otros los hemos dejado a la imaginación de cada niño o niña... y este es el resultado.

3 comentarios:

  1. Que chulo!!! que bien lo hacen.......me encanta

    ResponderEliminar
  2. Que chulo!!!!....que bien lo hacen....me encanta!

    ResponderEliminar
  3. ¡Me encanta!!!y lo atentos que están todos escuchando y esperando su turno

    ResponderEliminar