Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

lunes, 8 de junio de 2015

NOS VISITA EL MÉDICO

En segundo de Educación Infantil trabajamos la salud y conocemos a los profesionales de la salud. Por eso fuimos al centro de Salud durante la semana cultural.
Todos atentos
Hoy no nos ha visitado el médico. Nos han visitado los médicos.
¿Para qué usamos los guantes?
Han venido el Carlos, el papá de Marina, que es médico en el Hospital San Pedro de Alcántara y Juanjo, el papá de David (y de Alejandro, en la clase de 4 años A), que trabaja en el Hospital Virgen de la Montaña.
¿Y ahora escucho yo?
Hemos ido a la Biblioteca del cole y allí nos han explicado lo importante que es ir al médico cuando estamos enfermos, pero también, para prevenir enfermedades.
¿Qué puedes escuchar?
Nos han enseñado algunos instrumentos que utilizan cuando trabajan, y las medicinas que nos dan cuando estamos malitos.
Carlos revisa las amígdalas de Jimena
También nos han explicado lo importante que es lavarse bien las manos, antes de cada comida y después de jugar con la arena, con las bicis o con plastilina, y nos han puesto un vídeo de los Lunis que podéis ver aquí.
Con una linterna mágica hemos visto las manchitas que quedan en las manos cuando están sucias. Y también nos hemos lavado con un líquido que tiene el poder de limpiar muy profundamente.
Juanjo nos enseña una medicina
Hemos aprendido mucho con esta visita.
Con la linterna y lavándonos las manos

Gracias papis.

2 comentarios:

  1. Que actividad tan interesante,así saben tantas cosas estos niños,gracias a los papis doctores

    ResponderEliminar
  2. Iván venía impresionado con la linterna busca bichos! Jajajajaja!
    Y mas obsesionado si cabe con eso de lavarse las manos.
    Gracias doctores! Y profe!

    ResponderEliminar