Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

jueves, 30 de enero de 2014

SEGUNDO RECREO POR LA PAZ

El segundo día de Recreos por la Paz también ha sido muy divertido. Los juegos colaborativos a los que hemos jugado han sido:

EL TREN DE LAS PALABRAS BONITAS
ü   No se necesita material.
ü   Desarrollo del juego: Todos en círculo. Un niñ@ hace de locomotora y traquetea y resopla por todo el círculo, hasta que se para delante de un participante, y si sabe su nombre, lo dice en alto, el jugador que está en el círculo le responderá con una palabra bonita (paz, amistad, amor, beso, abrazos,…), la locomotora lo enganchará como un vagón para su tren de la paz, los dos irán sucesivamente haciendo lo mismo con todo el círculo. Todos al final traquetean por el patio formando el gran tren de las palabras bonitas.
ABRAZOS MUSICALES
ü   Material: Reproductor de CDs, música con canciones de infantil.
ü   Desarrollo del juego: Se pone música y los niñ@s bailan libremente al compás de la canción, cuando esta se pare los niñ@s se pondrán en pareja y se abrazarán, se darán besos, se chocarán las manos… Se vuelve a poner la música y tendrán que hacer grupos de tres (aunque se deshagan los grupos de dos) y vuelven a abrazarse y a darse besos. Así hasta que sean un grupo enorme.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada