Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

miércoles, 22 de enero de 2014

LA ISLA DEL TESORO

Ayer tuvimos una actividad entrañable de sensibilización hacia las personas con discapacidad.
Estuvieron en el cole un grupo de usuarios de COCEMFE acompañados por Antonio, un trabajador del centro, y representaron con los niños un teatrillo para hacerles ver la importancia de un mundo sin barreras para las personas con discapacidad. Sobre todo se centraron en los discapacitados que van en silla de ruedas y en lo necesarias que son las rampas.
Los niños y niñas de tres años A y B fuimos con los piratas Jake, Izzy, Cubby y el loro Skully a la Isla del Tesoro. Vimos a una diosa que les ayudó a encontrar el tesoro perdido y compartimos todos juntos los caramelos que estaban en el cofre del tesoro.
Nos lo pasamos genial y cantamos esta canción de “Jake y los piratas”, además nos regalaron un chulísimo parche pirata para cada uno.

y esta es la canción pirata que nos enseñaron

No hay comentarios:

Publicar un comentario