Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

jueves, 19 de marzo de 2015

Y SEGUIMOS CON EL PROYECTO

Aquí podéis ver todo lo que estamos aprendiendo... Las características de algunos continentes... Así los descubrimos mejor y sabemos situarlos en el mapa...
América..., el más largo.
Europa..., el más viejo.
África..., el mediano.
Asia..., el más grande (y el más fácil de escribir, dicen en clase).
Oceanía... el más pequeño,
el que estamos estudiando, el continente de Ainslie.
Y la Antártida... donde no vive nadie.
Sólo los pingüinos y los científicos.
Y aquí estamos investigando en los libros...
Y demostrando lo que sabemos en la pizarra digital

1 comentario:

  1. Es una actividad muy interesante e instructiva. Me puedo imaginar que los alumnos disfrutaron mucho. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar