Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

jueves, 5 de marzo de 2015

TALLER DE JUMPING CLAY

Este jueves hemos tenido una actividad muy bonita.
Hemos hecho en clase animales de Oceanía con "jumping clay".
La AMPA que es la Asociación de Madres y Padres del colegio, nos ha organizado un taller con esta divertida plastilina que cuando se seca se endurece y queda genial.
Muriel, la mamá de Hugo Vela, que es un compañero de la clase de tres años, ha sido la encargada de darlo, porque es experta en la materia.
En nuestra clase hemos hecho tiburones y serpientes... nos han ayudado algunas mamás... y además de divertirnos han quedado preciosos... los colocaremos próximamente en un mural de Oceanía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario