Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

jueves, 19 de marzo de 2015

LOS ABORÍGENES

¿Los aborígenes? Que palabra más rara... pero son los primeros pobladores de Australia... los que estaban antes de que llegaran los europeos. Nos recuerdan un poco a los prehistóricos que estudiamos el curso pasado.
En estas fotos, podéis ver cómo diseñamos nuestros boomerangs.
No serán los más bonitos, pero son "NUESTROS"
Tienen costumbres diferentes, música distinta... y hemos aprendido muchas cosas de ellos... de su arte, de sus pinturas..., de sus leyendas, de sus instrumentos de caza...
Y aquí, les damos color
Esta semana y parte de la anterior ha estado dedicada a aprender de todos ellos.
Aquí, haciendo nuestros didgeridoos
Son los instrumentos musicales aborígenes

No hay comentarios:

Publicar un comentario