Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

miércoles, 27 de mayo de 2015

MUCHOS Y BUENOS DESEOS PARA JAVIER

Nuestro compañero Javier está en el hospital. Tiene que estar unos días controlando sus niveles de azúcar porque han visto que tiene una enfermedad llamada diabetes.
Esta es la foto que nos ha mandado Javier
Ayer le preparamos unas tarjetas gigantes de cartulina, con fotos y los dibujos de todos los compañeros, deseándole que se restablezca pronto.
Por la tarde, Concha. Ainslie y Marta fueron a verle al hospital y le llevaron las tarjetas y un libro-puzzle para que sus horas sean más entretenidas.
Javier se puso muy nervioso y le dio mucha vergüenza ver allí y a la vez a tres profes... pero luego se hizo una foto que hoy nos ha traído su papá al colegio cuando ha venido a traer a Álvaro.
Estamos deseando que vuelva a clase pues es un niño muy bueno al que todos queremos mucho.

3 comentarios:

  1. Mil gracias a tod@s de parte de Javier y de sus papis

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Ojalá pueda volver pronto a casa y al cole

    ResponderEliminar