Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

martes, 24 de febrero de 2015

VOLVEMOS A LA BIBLIOTECA

Después de quince días sin ir a la biblioteca a ver a Lady Book y todos esos magníficos libros, por causas ajenas a nuestra voluntad... (es que fueron los carnavales y no hubo colegio el martes) otra vez hemos vuelto a leer allí.
Esta vez ha sido el libro "Cómo lavar a un mamut lanudo" de Michelle Robinson y Kate Hindley, donde nos dan instrucciones sobre como lavar a nuestra mascota, sólo que en este caso la mascota no es un perrito, es un mamut lanudo.
Como el libro lo había llevado Jimena, ella fue la protagonista de la lectura.
Al terminar hemos hecho unas actividades en la Biblioteca sobre el libro.
 Y cuando terminaron, descubrieron lo que se encierra en la maravillosa maleta nos invita a viajar por los continentes...

No hay comentarios:

Publicar un comentario