Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

lunes, 9 de febrero de 2015

LADY BOOK = PATARRONA

Ya estamos celebrando la semana de Carnaval en el colegio y siguiendo las indicaciones de Lady Book, nuestra querida "Patarrona", los niños y niñas han venido al colegio con una o varias estrellas en su cara. Algunos la traían blanca, otros la traían roja... pero todos estaban guapísimos... Y aquí están con Marta y con Concha para inmortalizar el momento.
Mesa Roja (faltaron 4... vaya con la gripe)
Mesa Amarilla (faltó 1)
Mesa Verde... También faltó 1
Mesa Azul... Campeones... Vinieron todos
Para el martes, Lady Book nos ha dicho que hay que llevar la nariz pintada de rojo carmín. Preparemos nuestras pinturas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario