Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

domingo, 25 de junio de 2017

ÚLTIMO DÍA DEL COLE. ¡CUÁNTAS ACTIVIDADES!

El último día de colegio, fue caluroso e intenso.
En primer lugar, los niños y niñas de tres años conocieron a unos cuentacuentos geniales, Fernándula y Lulo. Los niños y niñas de otros cursos ya los conocen porque vinieron el curso pasado...
En la Biblioteca nos contaron una historia muy bonita de Gloria Fuertes. Y con el poema "Como se dibuja un gato, Alejandra de la clase de Geni, nos hizo una demostración.
Después estuvimos en la clase jugando a poner nuestro nombre con plastilina y con moldes. Algunos lo consiguieron muy bien.
Más tarde estuvimos tomando un "aperitivo" que nos habían preparado las maestras, y lo pasamos genial.
Después del recreo teníamos la Fiesta del Agua... y ahí fue divertidísimo. Nos mojamos pero lo pasamos muy bien.
Fuimos muy mayores y nos dimos mucha prisa para cambiarnos pues los papás y mamás que podían me habían dicho que querían entrar a recoger a los niños a clase y darles una sorpresita.
Se llevaron todos una carita sonriente por lo bien que habían trabajado en su primer año de colegio.
Concha no lo ha tenido que hacer del todo mal pues recibió un libro que tenía ganas de comprar y un marcapáginas con todos los nombres grabados para no olvidaros en las vacaciones. También una postal gigante con todos los nombres.
¡¡¡GRACIAS A TODOS Y A TODAS Y BUEN VERANO!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario