Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

jueves, 18 de mayo de 2017

EXCURSIÓN FIN DE CURSO: GRANJA APÍCOLA

Lo podemos considerar como nuestra primera excursión fin de curso... Y como no podía ser de otro modo, hemos ido a una granja apícola que está aquí cerquita para aprender más de las abejas.
Montando en el autobús
Nos acompañaron todas las maestras de prácticas y los papis y mamis que pudieron. 
Muchas gracias al papá de Marta porque nos hizo unas fotos preciosas. Seguro que tenéis muchísimas más por ahí.
En el autobús
Saliendo de clase íbamos emocionados.
En el autobús ya somos expertos. Esta es nuestra tercera excursión en bus.
Llegamos
Las explicaciones que nos dio Celia, la dueña de la granja apícola fueron muy instructivas... Nos gustó mucho ver una colmena "por dentro"...  y mucho más comernos la miel.
Visita a la granja
La hora de la merienda fue muy relajada y feliz.
Pero los juegos en El Cuartillo fueron muy divertidoss... Y eso que no pudimos ir a los columpios porque se nos echaba la hora encima.
Ha sido una experiencia estupenda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario