Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

sábado, 13 de mayo de 2017

CARLOS, EL PAPÁ DE CARLOS REJAS, NOS TRAE UN PANAL Y UNA COLMENA HECHA DE CORCHO

Hace unos días, Carlos, el papá de Carlos Rejas, me dijo que tenía posibilidad de venir al colegio y mostrarnos un panal y una colmena antigua hecha con corcho. Me pidió permiso para hacerlo.
¡Claro que sí! Esta es la filosofía del trabajo por proyectos: Aprender de lo que otras personas puedan mostrarnos. 
Por eso, si hay algún abuelito, papá, mamá, amigo... que sabe sobre alguno de los temas que tratamos, os pedimos que se pongan en contacto con las maestras. Todos son bienvenidos. Es otra manera de aprender, y así, aprendemos más y mejor.
Le recibimos las dos clases de tres años en la biblioteca del cole y pasamos un rato muy interesante, aprendiendo de otra manera.

Carlos nos explicó la importancia de la polinización y luego todos y todas fuimos viendo el panal y la colmena que nos había traído.
Más tarde nos leyó un cuento sobre tres abejitas obreras que trabajaban en una colmena, y por último pudimos degustar la miel casera, comiendo trocitos de miel con manzana.
Los que se animaron a probarla dijeron...¡Riquísima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario