Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

lunes, 23 de mayo de 2016

ÚLTIMAS ENTREGAS DE LAS PALABRAS BONITAS

Y aquí ya traemos a los últimos grupos de "La maleta de las palabras bonitas".
Alejandra y David
 Eligieron Fantasía y Risa... David eligió Fantasía porque siempre hay que dejar volar la imaginación.
 Alejandra elegió Risa porque cuando se puso a hacer esta actividad en casa con sus papás no podía dejar de reir.
Claudia y Adrián
Claudia elegió "compartir" y Adrián "amistad"... dos palabras mágicas, que si fuéramos capaz de usarlas ya nos iría mejor a todos.
Pedro y Jimena terminaron con esta actividad que ha resultado preciosa, aunque un poco rápida para mi gusto... Para otra vez la haremos con más calma.
La palabra elegida por Jimena es de las más bonitas que existen en todos los idiomas... "mamá"... porque todos queremos a la nuestra.
Y Pedro como es tan feliz como una perdiz... eligió esta palabra llena de luz, fuerza y color

No hay comentarios:

Publicar un comentario