Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

domingo, 15 de mayo de 2016

NUEVAS ENTREGAS DE LA MALETA DE LAS PALABRAS BONITAS

Y siguen llegándonos a clase palabras preciosas.
Con mayo... Marina y Daniel Elviro nos dijeron sus palabras favoritas
Para Daniel es "cosquillas", en cambio para Marina, su palabra favorita es "familia"
¿A quién no le gusta una buena dosis de cosquillas en familia?
Después de ellos vinieron Abril y Javier.
Beso y soñar... qué bonitas son... cada uno de mis días sueño con un beso
Y por último, Liam y Yoel... que tenían que haber sido antes y mira tú por donde... 
Faltaron los dos el mismo día y tuvieron que ir un poco más tarde
Guapo y volar son las palabras que han elegido, y bien chulas que han quedado las tarjetas
Ya solo nos quedan seis... y aún tantas palabras

1 comentario:

  1. ¡¡Maravillosas palabras!!
    Preciosa actividad, Concha y muchas gracias por compartirla con nosotros.
    María Guerrero

    ResponderEliminar