Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

sábado, 6 de febrero de 2016

CARNAVAL, CARNAVAL... FEBRERO 2016

Y llegó el viernes...

todos estábamos en la entrada, nerviosos con nuestros maravillosos trajes de peces y demás habitantes del mar...
Nuestra asamblea fue muy chula con nuestros disfraces...
Y todos posamos con LadyBook para celebrar el quinto día de la Patarrona
Las estrellas de mar
Los caballitos de mar

Los cangrejos
Los atunes
Los tiburones
 
Los pulpos
Nemo, un pirata por error, y una ballena
Ahora, sí, las dos ballenas
Todas estas fotos, hechas por Javier, mi ayudante... ¿Y la de Javier?
Pues me tuve que buscar a Jimena de ayudante
Anda, si Concha venía vestida de Océano... con los mismos animalitos de los que iban disfrazados los niños y niñas, más una sirena, por Lady Book y una ostra con perla, por ella, por lo de la concha, jejeje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario