Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

sábado, 21 de junio de 2014

ÚLTIMO DÍA

El viernes 20 de junio terminamos las clases.
Hemos dicho adió a un año largo y fructífero. Lleno de esfuerzo y trabajo. Conociéndonos y alegrándonos.
Ha sido un año largo. A veces duro, a veces cansado. Pero siempre en POSITIVO. Siempre hacia adelante. Siempre pensando en vosotros.
Nos despedimos con una fiestecilla... shhhh... Tomando unas chuches y refrescos... que no se entere nadie... que en el cole no se comen estas cosas... pero bueno, un día es un día...
Terminamos con un heladito de limón... Espero que comieran ese día... y que a ninguno le doliera la garganta.
Ahora tenemos por delante un largo y espero que cálido verano. Sí, porque después de las tormentas saldrá el sol, seguro. DISFRUTAD DEL VERANO. DISFRUTAD EN FAMILIA.

1 comentario: