Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

miércoles, 18 de junio de 2014

GRADUACIÓN DE 5 AÑOS

Hoy, nuestros compañeros de cinco años, los mayores de infantil, se han graduado.
¿Qué quiere decir esto? Pues que al curso que viene ya estarán en otra parte del colegio. En Primaria. Nuevos profesores, nuevos libros, nuevas exigencias.
Salieron al escenario arropados por los aplausos de sus padres, familiares y del resto de sus compañeros de Infantil que les hemos hecho el pasillo.
Nos han recitado una bonita poesía. Nos han escenificado un cuento en inglés, han hecho un baile muy chulo y finalmente sus profes les han impuesto los birretes y becas.
Ha resultado muy emotivo.
Aunque este tipo de celebración no era muy tradicional, cada vez más se va imponiendo en las aulas... Así parece que los niños y niñas se gradúan en la guardería, en Infantil, al terminar la Primaria, la Secundaria, el Bachillerato y la Universidad.
Pero está bien eso de celebrar el cambio de etapa. Esperemos que les dé un fuerte impulso.
¡Suerte chicos y chicas y que os vaya genial!

No hay comentarios:

Publicar un comentario