Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

miércoles, 30 de abril de 2014

VISITAMOS EL HUERTO Y RECOGEMOS LAS HABAS

Ayer visitamos nuestro huerto y recogimos las habas que sembró Pedro en el mes de octubre.
Una de las plantas de habas
La mesa roja después de recoger sus habas
La mesa amarilla satisfecha con la cosecha



También vimos como iban creciendo las patatas que plantamos en febrero y las fresas que han plantado los niños mayores…
Plantación de patatas
Hemos pensado que con las patatas se pueden hacer tortillas y con las fresas un rico batido.
Fresas en flor y comenzando a madurar
Hoy hemos abierto algunas habas en clase para ver como son por dentro. Son las semillas que se plantarán otra vez en octubre.
Concha nos ha contado el cuento de "Jack y las habichuelas mágicas" y también hemos visto un vídeo muy chulo del cuento.
Nos hemos llevado a casa las habas que hemos recogido para que las vieran nuestros papás y nuestras mamás.
El equipo azul encantado de la vida con sus verduras
El equipo rojo fue el primero en recoger las habas aunque aquí salga el último



No hay comentarios:

Publicar un comentario