Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

miércoles, 23 de abril de 2014

GUSANOS DE SEDA

Ayer Sofía nos trajo gusanos de seda…
Estos están muy adelantados pues habían nacido bastante antes de las vacaciones de Semana Santa… 
Algunos ya han empezado a hacer el capullo y otros están gordísimos
Por la noche Carlos, mi marido, me trajo gusanos de Trujillo, pues ya le habían dicho que saldrían a mediados de abril… son pequeñitos por lo que veremos cómo van creciendo poco a poco.
Así veremos el desarrollo de los gusanos de seda en todas sus variantes.
Lo divertido fue ver ayer cómo muchos niños y niñas no se atrevieron a cogerlos… les dio un poquito de repelús... verlos tan enormes. A ver si con los pequeños se animan.
Ya os empezaré a pedir moreras, porque estos devoran...

3 comentarios:

  1. Pues si te llega... te las tendrás que llevar... y estas comen... Aunque mejor... estoy pensado regalar algunas...

    ResponderEliminar
  2. Qué razón tenías Concha....¡Cómo comen!Esta mañana se ha terminado la morera que nos diste así que tendremos que buscar para el fin de semana

    ResponderEliminar