Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

sábado, 21 de diciembre de 2013

SANTA'S GROTTO (LA CUEVA DE SANTA)

El último día de clase también resultó ser muy emocionante. Era el día en el que Santa venía al colegio. Tuvimos que darnos prisa en terminar de preparar nuestras cartas para Santa ya que a las 10:20 h teníamos que estar preparados para ir a verle en su cueva.
Y llegó el momento, y todos muy emocionados, con nuestras cartas llenas de ilusiones fuimos hasta el salón de actos, donde estaba Santa.
A alguno le dio un poquito de respeto ver allí a Santa Claus de verdad y no quisieron acercarse mucho, pero otros estuvieron muy locuaces y contestaron a todas las preguntas que Santa les hizo.

En definitiva, que estos niños han sido muy buenos y seguro que recibirán en casita ese juguete que les hace tanta ilusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario