Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

miércoles, 18 de diciembre de 2013

LA CARTA A LOS REYES MAGOS

En estos días... casi, casi terminando el trimestre, el año, las fichas... y yo que sé cuántas cosas más... hemos hablado mucho de los Reyes Magos, de las cosas que nos traen si nos portamos bien, y de esas "cámaras" que lo ven todo... incluso cuando no nos damos cuenta.
Y como no podía ser de otra manera, hemos escrito la carta a Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente. Una carta muy chula que hemos decorado... unos más minuciosamente que otros, y que hemos completado con recortes de revistas de juguetes... los juguetes que más nos gustaban.
Cuando hemos terminado la carta, las hemos ido echando a un buzón de correos que ha llevado Concha a clase. De color amarillo.  Muy parecido a los buzones de la calle.

1 comentario:

  1. Que caritas de ilusión con su carta a los Reyes Magos, estas fechas son tan bonitas para ellos y más ahora que se van dando más cuenta de todo

    ResponderEliminar