Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

sábado, 30 de enero de 2016

LA PAZ EN INFANTIL

Como cada año, celebramos el Día de la PAZ. 
Algunas de las conchas decoradas que llevaron a clase
Este año el día 30 es sábado, por lo que estaba previsto hacer un acto institucional del colegio el día 28, en el que pondríamos conchas con deseos de paz en los nombres de los océanos que están dibujados en las pistas pero por la lluvia tuvo que suspenderse.

La Paz debería celebrarse todos los días... o quizá ninguno, porque siempre deberíamos tener paz. Pero como esto no es posible, tratamos de hacer reflexionar a los niños y niñas que se vive mejor si estamos en PAZ, y que la PAZ empieza cada día en todos y cada uno de nuestros actos.

Entre las diversas actividades que hemos realizado en los días previos está la de rellenar la palabra PAZ con sellos de diferentes formas (corazón, sonrisa, flor, paloma) y en diferentes colores. Esa pancarta quedará un tiempo en el pasillo de la Biblioteca.

A lo largo de la mañana del miércoles 27 los niños y niñas de infantil fueron pasando por el pasillo y estamparon su sello mientras reflexionábamos sobre las diferentes formas de "hacer la paz" con los que nos rodean.
Así de chulo ha quedado nuestro cartel

No hay comentarios:

Publicar un comentario