Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

lunes, 18 de enero de 2016

HABÍA UNA VEZ... UN CIRCO... EN EL COLEGIO ALBA PLATA

El maestro de Educación Física del colegio, Francisco Javier Rubio, conocido por todos como Javier, ha trabajado con los niños y niñas de Primaria un proyecto sobre el Circo...
Todos muy atentos
Escuchando a los presentadores
El producto final de este proyecto era presentar a sus compañeros y compañeras el trabajo realizado.
Las fieras y los domadores
A la clase de 5 años B le correspondió presenciar la actuación de 1º B... Nos conocemos del año pasado y muchos son amigos nuestros.
       Nos gustó mucho, pero echamos de menos a los payasos
Aquí tenéis un resumen de lo que pasó. Esto que se ve en pocos minutos es el resultado de bastantes semanas de trabajo. Muchas gracias chicos y chicas y, por supuesto, a Javier, por dejarnos participar de vuestro trabajo.
Disfrutamos un montón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario