Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

sábado, 19 de marzo de 2016

GYMKHANA DE PASCUA

Como hemos hecho otros años, hemos celebrado la Pascua al estilo anglosajón, escondiendo huevos de chocolate el último día... y al igual que el año pasado, hemos tenido que responder a algunas preguntas para poder obtener las pistas que nos permitieran encontrar los huevitos.
Como la mañana salió lluviosa no se pudo hacer en el patio...
Bueno, a grandes males, grandes remedios. Lo hicimos en el gimnasio... y los niños también disfrutaron mucho.
También habíamos decorado huevos de Pascua los días previos y nos los llevamos a casa... Quedaron muy chulos. Lástima que no haya fotos de la actividad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario