Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

miércoles, 16 de marzo de 2016

ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS

Este año teníamos la intención de ir a una obra de teatro en inglés, "The Tin Soldier" ("El soldadito de plomo"). La obra sería en el mes de noviembre. Cuando ya estaba todo perfectamente organizado nos avisan que no puede celebrarse en Cáceres pues no hay mucho público, pero nos guardan sitio en Mérida.
La verdad es que no nos merecía mucho la pena ir a Mérida sólo a ver una obra de teatro, por muy en inglés que fuera, por lo que decidimos ir en marzo con el resto de nuestros compañeros de infantil a ver "Alicia en el País de las Maravillas".
Nos gusta mucho el montaje de estas obras a cargo de la compañía Recursos Educativos. Trabajamos el cuento y las canciones en clase, y los niños van conociendo la historia y las canciones, lo que les hace participar con muchas ganas y entusiasmo.

Aquí tenéis algunas imágenes en el autobús y en las instalaciones del Gran Teatro... como podéis ver... Irene nos acompañó. Qué contentos nos pusimos al verla allí...

No hay comentarios:

Publicar un comentario