Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

sábado, 31 de octubre de 2015

PERO EL DÍA GRANDE DE HALLOWEEN EN INFANTIL... ES EL ÚLTIMO

Sí... porque venimos disfrazados... y hacemos conjuros.
Porque vienen las mamás repartiendo las castañas, ya que no nos olvidamos de nuestras tradiciones...
Porque este año, la mamá de Erik nos trajo dos ricos bizcochos de Halloween con forma de calabaza. ¡Qué ricos estaban!
Y porque tuvimos talleres muy, muy divertidos
 Estas son las cajas de los monstruos que dibujó Esther Rosado, maestra de 3 años A
Empezamos disparando a los monstruos... era bastante más difícil acertar de lo que parecía



Después fuimos a nuestra antigua clase y allí vimos una peli de miedo... pero no nos dio mucho miedo porque era "Room on the broom"... o si lo preferís... "Cómo mola tu escoba", la película del cuento que habíamos hecho los dos días anteriores.

Al salir, pasamos entre las calabazas y todos estuvimos admirando la que presentó Erik... estaba muy orgulloso de ella, y no es para menos, con esos dientecillos afilados del tiburón
El último taller fue el de los bailes... que divertido!!!
Terminamos haciéndonos una foto con nuestra brujita Irene



No hay comentarios:

Publicar un comentario