Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

lunes, 16 de septiembre de 2013

CONOCEMOS A EVA

Eva ha llegado al colegio esta mañana. A primera hora ha estado con la directora del centro y con el resto de futuras maestras que realizan aquí sus prácticas. Luego ya ha venido a nuestra clase. Y ha venido para quedarse todo este trimestre. Hasta las vacaciones de Navidad.
Eva Martín Míguelez, alumna de prácticas de 2º curso de Magisterio
Eva quiere ser Maestra de Infantil y quiere aprender muchas cosas con la práctica. Nosotros también aprenderemos de ella y con ella. Y sobre todo será una gran ayuda durante todo este tiempo, y en especial los primeros días.

¡Bienvenida Eva!


No hay comentarios:

Publicar un comentario